Mi Estoria

En el día de San Patricio, (17 de Marzo de 1993) fui por un paseo en bicicleta con un amigo. Había cielos asoleados, vientos sutiles y temperaturas frescas; era un buen día para un paseo en bicicleta. Por ninguna razón exacta, salimos del sur de Austin y nos dirigimos hacia San Marcos. Había oído que el paseo de Austin a San Marcos era popular entre los ciclistas, proporcionando un paisaje agradable, una cantidad manejable de tráfico de vehículos, y una cantidad justa de ejercicio. El paseo estaba seguro de proporcionar un gran punto de lanzamiento para las celebraciones del día del San Patricio.

Una vez estando en San Marcos, mi amigo y yo paramos para comer en Mr. Gattis Pizza. Comimos bastante pizza y pasta; energía para el viaje de vuelta de 30 millas. El paseo para regresar iba a ser relajante, cada movimiento del pedal que nos empujaba nos acercaba mas a nuestra meta. Nuestro regreso nos encaminó entre San Marcos, a Buda y finalmente de regreso al sur de Austin. Mientras que nos dirigíamos al norte en el camino de poste que salía de San Marcos, una cantidad de automóviles nos pasaban.

Al salir de una curva en el camino mi amigo y yo manejábamos a la par del uno al otro; él en la parte exterior del carril cerca del pasto, yo a su izquierda. Oí repentinamente una camioneta tocar la bocina dos veces: beep-beep. Basado en el sonido de la bocina, sentía que esta camioneta estaba conduciendo más rápido que los otros automóviles que nos pasaron ese día. Aprendí más adelante que la camioneta viajaba entre 45 y 60 millas por hora. Sabía que sería más seguro a este punto si manejaba mi bicicleta en una sola fila en comparación de lado a lado. Intentaba pasar a mi amigo para estar delante de él….

WHAM!

Pickup Truck WreckLa camioneta se estrelló en la parte posterior de mi bicicleta. Estaba en una posición asentada pero ahora no había ninguna bicicleta debajo de mí. En el momento después de que la camioneta lanzara mi bicicleta, y antes de que la camioneta se estrellara en mí, el tiempo se retardó dramáticamente. Estaba sentado suspendido en aire mirando mi bicicleta corriendo hacia el norte en el camino de poste, como una cierta versión urbana de un caballo que había lanzado a su jinete. El tiempo se retardó, pero los pensamientos vinieron rápidamente "Eso no es bueno. ¿Voy a morir? ¿Qué sigue?"

Entonces mi cabeza debe haber pegado la azotea de la camioneta porque todo se volvió negro. Y silencioso.

Luego, sólo un momento había pasado y la tierra venia hacia mí, y rápido. Agitando 20 pies en el aire; Tuve que poner mis piernas debajo de mí. El asfalto venia hacia mí rápidamente. Iba a ser golpeado sobre el asfalto de un camino de entrada, ese hecho era inevitable ahora. Mientras que caí, intenté lo mas que pude de lanzar mis piernas hacia la tierra.

Brian McConnell in HospitalAunque mis piernas no estaban perfectamente debajo de mí, absorbieron mucho del impacto; el impacto sin embargo, no fue bueno con mi rodilla. Cuando golpeé, mi pierna derecha se torció como un tornillo y mi rodilla trono horriblemente. Mi torso y mi cabeza siguieron detrás de mis piernas sobre el asfalto, a través de la cual patiné. Cuando mi cabeza recibió él golpeó, yo perdí el sentido todo era negro y silencioso otra vez.

Ya para este tiempo, los paramédicos me ponían sobre un tablero. En el hospital el doctor utilizó las pinzas para extraer la grava de mi espalda, y de mi cabeza. Después de dos días en cuidados intensivos el doctor me dio de alta para ir a casa. No tenía seguro médico después de todo cómo iba a pagar esta cuenta de hospital.

Mientras que el tiempo pasaba sé hacia mas claro que la companía de seguros no se iba a proponer a pagar los daños. Una lucha legal esta por empezar. No era abogado, pero sabía un poco sobre pelear. La batalla estuvo pendiente por casi nueve años después del desplome del día de San Patricio. Por el curso de este tiempo, fui al colegio de leyes, me gradué y recibí mi licencia de leyes. La compania de seguros últimamente pago.